La gastronomía india es una de las más carismáticas y exóticas del mundo, un festival de sabores exóticos en el que sobresalen las especias, el coco, el arroz o las verduras. Desde Cachemira hasta Kerala, vamos a enumerar los platos que debes probar si viajas a la India, ideales para degustar entre ritmos típicos, bazares o viajes en tren.

1. Masala 

masala

Antes de adentrarnos en la gastronomía india, estará bien saber qué es el garam masala, un preparado que condimenta la mayoría de platos nacionales, desde el chicken masala hasta el dal fry. Una combinación de cilantro, ginger, ajo, tamarindo, macis, mostaza, cardamomo, clavo, pimienta, nuez moscada y, en el caso del sur, leche de coco. Gracias a una mezcla de especias similar también surge el curry, otro de los componentes estrella de la gastronomía india.

2. Dal Fry

dal-fry

Procedente del Punjab, el dal es una receta cuya base siempre son unas legumbres del mismo nombre combinadas con garbanzos o lentejas rojas. A partir de este elemento, el chile, masala, cebolla y tomate o la cantidad apropiada de agua conforman un plato único servido a lo largo de toda la India y cuyo picante raras veces es retirado por los cocineros a pesar de los (occidentales) gustos del turista.

3. Samosa

samosa

De forma triangular, la samosa es un rebozado en forma de triángulo y relleno de verduras como patata, cebolla y guisantes. Un snack típico de India a menudo ofrecido por los comerciantes que se dejan caer por los trenes, en pastelerías o, básicamente, cualquier tenderete. Se recomienda acompañarlo con una salsa de menta.

4. Biryani

biryani

Este arroz cocinado en una cacerola con ingredientes como carne o verduras, es una de las especialidades del país y un plato ampliamente consumido por las grandes masas. Normalmente se suele aderezar el arroz con azafrán (al estilo paella) y se añade un condimento a base de ajo, ginger, kardamomo y clavo. También suele comerse con la mano.

5. Pollo tandoori

pollo-tandoori

Pocos platos con pollo son tan conocidos como el tandoori asiático, especialmente picante en la India. Tras bañarlo en yogur y garam masala, el pollo es condimentado con numerosas especias y, finalmente, con la cúrcuma que tiñe la carne de ese color naranja tan característico. Posteriormente se cocina en un típico horno de arcilla, el tandur, completando la elaboración de tan característico plato.

6. Lassi

lassi

Tras un plato picante, frente a una playa copada por palmeras o como refresco durante el verano indio, el lassi es una bebida tan sencilla como obligada a nuestro paso por la India. Este «batido» consta de una combinación de yogurt y, normalmente, frutas como fresas, mango o plátano, si bien muchos prefieren añadirle especias como pimiento o comino. En algunos lugares de India se consume el Bhang Lassi, hecho a base de marihuana.

7. Naan

naan

En India existen numerosos tipos de pan: desde el chapati hasta el aloo paratha (relleno de cebolla y patata), destacando entre todos ellos el naan, elaborado a base de harina de trigo, levadura y yogur. Si quieres elaborarlo en casa, con una sartén bastará para, entre vuelta y vuelta, disponer en tu mesa de este pan ideal para degustar con salsa de yogurt, mango o curry.

Estos platos que debes probar si viajas a la India conforman tan sólo una parte de una gastronomía que se nutre de diferentes composiciones según la región. Una cocina cuya base la conforman sus cientos de especias, una cultura vegetariana cada vez más extendida por todo el mundo o el sabor de frutos típicos como el coco y el mango que inspiran esos platos que, para mayor disfrute, deberías probar sobre una hoja de bananero. Sólo así te sentirás como un verdadero indio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.