¿Viajar sin chamarra, con pantalones apretados, playeras muy ajustadas, peinados exóticos y zapatos de tacón? Para qué si nadie te va a ver en el avión, además de que lo pagaras con incomodidades, checa 5 tips para viajar muy cómodo en avión:

El síndrome de la clase turista, o trombosis de venas profundas, es más probable en personas que tienen poco espacio para estirarse y que visten ropa muy ajustada a bordo, pues la cabina presurizada y los cambios en la circulación sanguínea que estas condiciones propician, pueden dar lugar a esta condición que es bastante seria.

Los síntomas incluyen extremidades amoratadas y/o hinchadas, pero no son necesariamente la regla y puedes padecerlo sin darte cuenta hasta que ya es muy tarde. Los obstáculos que se presentan al viajar son muchos como para que te sacrifiques queriendo vestir tal como si hubieras salido de unfashion week. Así que, mejor no corras riesgos y sólo has evidentes los estragos que la moda causa en ti cuando estés en tierra firme, aprendiendo qué cosas sí debes vestir para volar.

  • Prendas de fibras naturales. La ropa entallada puede restringir la circulación en el de por sí limitado espacio de un asiento de avión. Podrás tener unas piernas envidiables pero, de preferencia, deja esos leggins o jeans de corte italiano para otra ocasión, eligiendo mejor prendas de algodón o lino que te permitan transpirar mejor.
  • Zapatos cómodos. Los tacones altos o las botas enormes no han sido diseñadas para volar. Además, pueden causar problemas de postura y dolor en la planta de los pies. Mejor opta por botas de alpinista (sirve no ocupas espacio en tu maleta) pues son bastante cómodas en casi cualquier situación. O viste mejor zapatos sin agujetas, que además de no pesar mucho son muy buenos al momento de pasar por la inspección de seguridad.
  • Ropa conservadora. Un avión no es un crucero ni un bar frente a la playa en Ibiza. Tampoco es el lugar idóneo para exhibir tu postura política por medio de tu vestimenta. El abordar un avión es situarte en territorio neutral, así que lo mejor es evitar ropa que pueda resultar ofensiva para el resto de los pasajeros.
  • Viste en capas. La temperatura cambia de manera constante cuando viajamos; entre el taxi, la terminal aérea, el abordaje, vuelo, descenso, llegar al destino… El que vayas a un destino tropical no significa llegues directo a la playa al salir de casa. Lleva contigo un abrigo ligero para el trayecto y si estás por salir a la intemperie invernal, mantén a la mano un gorro y una bufanda como mínimo. Esto se traduce en más espacio en tu maleta y en que estés preparado para casi cualquier eventualidad.
  • Ropa recién lavada. Esto es particularmente importante cuando viajas de regreso a casa, después de un largo periodo, así que es mejor tener un cambio de ropa reservado para tu viaje de vuelta. Toma en cuenta también que los olores se amplifican en las condiciones de la cabina, así que no querrás abusar de esa fragancia que tanto te gusta y que para otros puede resultar molesta; lo mismo aplica para el suavizante de telas.

fashion-flights4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.