Practicar snorkel se ha convertido en uno de los pasatiempos más usuales del turismo veraniego gracias a esas costas o espacios protegidos dignos de descubrir bajo las aguas turquesas. A diferencia del buceo, el snorkel no conlleva inmersiones a gran profundidad ni equipos aparatosos razones que, no obstante, tampoco desmerecen estos 5 consejos para practicar snorkel el próximo verano.

1. Elige un buen lugar

El simple hecho de franquear la superficie de cualquier playa merece la pena, sin embargo, si el snorkel es lo tuyo lo mejor será elegir un lugar donde puedas encontrar ecosistemas para ver y descubrir. España posee algunos paraísos para esta práctica como el Cabo de Gata (Almería) o la isla de Tabarca (Alicante). La playa de Makarska, en Croacia, islas griegas como Skiathos o paraísos chic como Capri, en Italia, son otras opciones, al menos en lo que a Europa se refiere. Si visitas el Mar Rojo, Tulum o Belize, Maldivas o Sri Lanka, Filipinas o Indonesia, el espectáculo está, obviamente, asegurado.

2. Mantén la buena visibilidad

Al generar calor mediante tu respiración en fondos más fríos, las gafas de buceo suelen empañarse rápidamente obstruyendo la visibilidad de los corales. Es por ello que lo mejor será lavar la máscara antes de sumergirte, aplicar saliva y frotar por todos los lados, y volver a lavar. De este modo tu visibilidad será mucho más óptima cuando te dispongamos a iniciar la sesión de snorkel.

3. Evita las agencias

Algunas agencias de snorkel especializadas pueden cobrar más de 100 dólares por una sesión. Si te encuentras en un lugar donde el snorkel es el pasatiempo estrella y ciertos ecosistemas requieren de guía para ser descubiertos en todo su esplendor, lo mejor será contratar, pero si te encuentras en un lugar en el que conoces la zona, te inicias en un lugar seguro y tampoco cuentas con muchas referencias de lugares que requieran una precisa contemplación, debes evitar contratar agencias y servirte de tu propio equipo.

Amazing-HD-Sea-Fish-Photo-1318e2a0

4. No te olvides de las aletas

Si eres principiante, ajustar las aletas y nadar cómodo es uno de los principales requisitos del snorkel. Las aletas te darán una rapidez que no obtendrás nadando sin ellas y si, además procuras no ajustártelas demasiado, evitarás magulladuras en los pies. Al sumergirte en el agua tus pies encogen por la humedad, así que recuerda no comprar aletas demasiado grandes pero tampoco demasiado ajustadas.

5. Mantén distancia

Ciertos corales o agentes marinos pueden provocar alergias o producir heridas sin que te percates de ellas. Si, además, te encuentras con animales, la precaución debe ser mucho mayor; debes mantener las distancias y controlar también los diferentes ángulos en caso de toparte con las típicas medusas que siempre parecen merodear al alrededor. Antes de sumergirte del todo procura practicar tu nado si el equipo es nuevo y no intentes sumergirte a más profundidad de la que te permite el tubo de respiración.

Si estás pensando en hacer snorkel este verano, estos consejos te ayudarán, especialmente si eres primerizo en esto de sumergirte en los fondos marinos. Una experiencia que no sólo te encantará, sino que te permitirá relajarte, mantener tu propia soledad bajo la superficie, mecido por las corrientes y observado por las estrellas de mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.